ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE

ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE
De hazañas sin par, la gloria eterna de Rosario Central

19 mar. 2012

2011/12 Fecha 25: Browning de Madre 1 - El gran Rosario Central 3

.
LOS TENEMOS DE HIJOS

Volvimos a enfrentar a nuestro tradicional rival, al que tanto nos costó eliminar en Salta por la Copa Argentina.
Volvimos a ver a Borzani integrando unas huestes desorientadas y derrotadas. Menos mal que con la camiseta de enfrente.
Volvimos a ganar de visitantes, aunque la AFA no quiera. Y conjuramos el riesgo de repetir el fiasco del año pasado en Comodoro Rivadavia, un escenario tan parecido por la geografía y la jerarquía del rival.
Seis puntos sobre 9 es un balance más que decente. El triunfo en Madryn nos permite digerir las últimas grasas trans de la derrota en Córdoba.
Nos habíamos venido mal de Córdoba, eh?. Aporreados, despojados, desesperanzados. Había que levantar un equipo, afrontar el partido siguiente sin Medina ni Monje, sin Talamonti -y luego Lequi- abajo. Uff! ahora sí...; aunque no hay nada garantizado, esa empinada cuesta arriba era tal vez el desafío más grande del Campeonato hasta ahora. Sería ingrato no aplaudir a Pizzi y su staff en esta circunstancia.
Sí, okey, era un Gimnasia jujeño impresentable y un Madryn del Argentino A, pero la realidad demuestra que ningún equipo argentino de ninguna categoría pasaría facilmente esos dos escollos. Pregúntenle al Colegio Anglo Argentino, si no, eliminado por Patronato de la Copa Argentina.
Más mejor aún: ¡6 puntos en dos partidos con Valentini y Peppino como custodios de nuestra integridad! Que tu patrimonio esté al cuidado de Valentini y Peppino es parecido a esos edificios custodiados por un pobre jubilado somnoliento con uniforme de agencia de seguridad.

¡ENTIDAD MADRE, LA CONCHA DE TU MADRE!
Si nuestros blasones no van a empalidecer nunca, será fundamentalmente por los miles de turistas fugaces que viajaron a Madryn desde Rosario y del resto de la Patagonia. Lo consultaremos con Paenza, pero de seguro existe un polinomio algebraico en el que combinando la gente que viajó con la distancia y la importancia del partido te da como resultado 41 mil de visitantes.
En el futuro, seguro que van a tener más historias para contar del viaje y la estadía que de los 90 minutos dentro de la canchita local.
Imaginad, entonces, semejante esfuerzo de tiempo, de guita, de sentaderas, para que apenas empezado el partido ya te tiren con la AFA por la cabeza dándole ese penal falaz a los locales.
A propósito, Hotcanalla está a milímetros de la certeza de que, entre otras decisiones para garantizar el rápido regreso de River a 1ra, AFA ha instruído a los referis que nos tienen que cagar de visitante. O sea, para llegar a la certeza solo nos faltaría que lo confirme uno de los involucrados. Pero ni hace falta. Cada partido de visitante nos sacuden sin disimulo. La decisión tomada la imaginamos así: "de local no tiremos mucho de la cuerda, evitemos quilombos grandes; pero a Central de visitante hay que restarles todos los puntos que se pueda, erosionarlo, bajarles jugadores".
Tratando de no enceguecernos, no nos martirizamos suponiendo que hay una confabulación contra Central, sino que caemos en la volteada por ser rivales serios de River, y probablemente, también de Quilmes.
De modo que ayer el árbitro Ceballos hizo lo que vienen haciendo los Luis Alvarez, Maglio, etc. Bah, dejamos un margen de duda de si fue penal o no: la televisación de Canal 3 fue un chiquitín amateur, y quizás no muestra algún agarrón de un defensor de ROC a un atacante de GBP.
Y la atajada del Melli impactó en la psiquis de todo el equipo, pero también en la del referí. Ceballos se dio por cumplido con el penal inventado, Muchachos yo se los di, ahora jodasén, y el partido fue 11 contra 11 con una pelota, dos arcos y dos arqueros.

LA CONCHA DE TU MADRYN
El rival era de otra categoría. No queremos ser despectivos, pero si lo somos, quevacé, malaleche.
De otra categoría, no porque nosotros históricos de la A, ellos del Argentino F. Son de otra tipología, se los caratula distinto; son gente de Boca y River, aburrida de los vientos, los cachalotes y las estepas, que quieren que sus hijos hagan deporte y no se la pasen encerrados por el clima, que antes que estar al pedo en sus casas un domingo se llevan el equipo de mate a la cancha, y, fundamentalmente, si pierde, o incluso si desciende, Brown se van con el mismo fastidio que te puede causar si no sacás la sortija en la calesita. Son hinchas como lo somos cualquiera de nosotros cuando el zapping nos deja por casualidad mirando la competencia del Hombre Más Fuerte Del Mundo en ESPN, y lo seguimos mirando por curiosidad, y lúdicamente se nos ocurre que preferimos que gane el estonio; hinchas del estonio, por un rato, y no pasa nada si gana el de Islandia, pasamos con el control remoto a un canal de gastronomía.
Estamos a miles de kilómetros de distancia de comprender lo que es hinchar así por un cuadro. Que debe ser más sano, seguro, pero eso es casi otro deporte.
Central tiene mártires (?). Tiene un Juan Gerardo Luna que boxeó a Comizzo, hizo alambrar todas las canchas argentinas, y murió estrolado contra un puente ferroviario mientras iba colado sobre el techo de un tren para ver a Central. O un Juan Pablo D'andretta, el muerto que nos dejó el descenso, cuando tendría que haber muerto un Usandizaga.
¿Qué carajo hacemos jugando contra pasatiempistas? ¿Por qué no arman una Liga de Todos los Brown, con Almirante, con el de Adrogué, con el de Arrecifes, y si quieren llévenlo a Fatu también?
.
PARA LA AFA, PENAL DE PEPINNO CONTRA LA DE TUTÚ
.

No hay comentarios: