ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE

ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE
De hazañas sin par, la gloria eterna de Rosario Central

13 mar. 2012

2011/12 - Fecha 24: Central 2 - Jujuy 0 (un Carnavalito)


GUERREROS BAILANDO UN ROCKANROLL
por Chiquilín García Lorca

Cuando Mozzo no pudo introducir ese esférico que había quedado en la línea de sentencia atascado por un defensa jujeño, caído a manera de piquete, y luego terminaban ellos aventando el peligro previo estrellar la pelota en poste en el intento por despejar, sinceramente, pensé que podíamos estar jugando tres días seguidos que jamás íbamos a quebrar ese cero que a esa altura (promediaba el 2do tiempo) parecía destinado a eternizarse.
Muchacho oriental, ¿justo a ti se os ocurre empujar sutilmente ese balón a la red? ¡Debiste pegarle un uñazo y meterlo con pelota y todo, tontolote! Antes hubo un 1er tiempo en el que, como siempre, nos cansamos de trasladar la pelota, generar situaciones y errar la puntada final; realmente es doloroso ver cómo nos cuesta convertir. No solo eso, en la primera etapa nuestro benemérito team emitió disparos al por mayor y excepto uno de Méndez que pasó cerca, los demás se fueron a años luz del arco rival ¿Quién les cambia los botines a nuestros jugadores? ¡Un GPS por favor! Recuerdo que hace muchos años había un preparador físico que una vez terminada la práctica les hacía patear al arco a los jugadores con la consigna“Los que le peguen al travesaño se pueden ir a las duchas”. Imagino a nuestros players, si esa fuera la consigna hoy día, pateando hasta el amanecer del otro día junto al canto del gallo (¿linda imagen, no?).
Bien, desde que retomamos el campeonato este año tengo contabilizado que el equipo de camiseta hepatitis – lepra (?) (lo siento mucho, pero la lepra tiñe de azul la piel del que la padece) convirtió nueve goles, todos ellos de local, cinco de los mismos fueron hechos empujando el esférico dentro del área chica con el arco sin guardián, otro de cabeza en el borde del rectángulo benjamín, otro de penal, uno desde un costado del área grande que se desvió en un defensa y por último uno que fue un mano a mano desde el punto del penal. Claro está que para hacer un gol prácticamente se debe llegar a una situación en la que casi es imposible que no suceda. Es decir, si existe la mínima posibilidad de que lo erremos, seguro que lo erramos.
Señoras y señores solo resta decir que de continuar así la cosa (entre nosotros, nada hace pensar que pueda cambiar), preparémonos para sufrir hasta el final de los tiempos, o, por lo menos, de este torneo.
Del arbitraje qué decir, no cobró nada raro, por suerte; pero no escapó a mi atención su exacerbada rigurosidad en pitar a favor del visitante todo lo que pudo y más también en cuanto a tiros libres en tres cuartos de cancha y borde de nuestra área y sabido es que ellos tienen varios jugadores tipo mangrullos, además de un pegador de gran categoría como Luna que afortunadamente ayer se vistió de jugador nuestro y no embocó una bien.
 
EL ESQUEMA DE DOS N° 9 PARA ACERCARNOS
MÁS A LAS REDES RIVALES NO FUNCIONÓ..

No hay comentarios: