ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE

ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE
De hazañas sin par, la gloria eterna de Rosario Central

27 may. 2010

¿A QUIÉN CASTIGO CON EL VOTO CASTIGO?



VANRELL, DE FAZIO, MILICIC, GASTALDI, Y CÍA, SE VAN ACERCANDO A COLABORAR 
 -
 Ya está en marcha la etapa más disfrutable del año futbolístico: el receso. Y, desautorizando los temores iniciales, Central no ha quedado fuera de la habitual maraña de rumores sobre altas, bajas, juicios, traiciones, campañas, nuevos mecenas y viejos rapiñantes, basantas y astudillos. Al contrario, el descenso ha intensificado estas variables en proporciones inimaginadas, porque la muda anual de jugadores es, obligadamente, mucho mayor, sumándosele la búsqueda del DT “conocedor de la divisional” (¿a qué se refieren con eso, a un guía de montaña que conoce los peligros del ascenso?), y la sanguinolenta arena preelectoral.
Lo lindo del caso (propuesta: sigamos disfrutando de Centralito, en cualquier circunstancia) es que las 24 horas, en múltiples radios, canales, foros y publicaciones, podemos oír hablar de nuestro tema favorito: Rosario Central.
El monarca pudo huir sin la merecida decapitación, y por ahora las voces públicas sólo le hablan a los micrófonos.
Eso es la cáscara del asunto; porque lo que ora indigna, ora desanima , a veces más que el descenso mismo, es el contenido de la mayoría de los diálogos y exposiciones.
Lo estándar con lo que uno se puede cruzar es aproximadamente esto:
(haciendo zapping con el dial de la radio caigo por casualidad en:) 

El show del apriete, FM Pasagorra
   SEMIANALFABETO #1 (entrevistador): Porque acá, viste como desde el domingo salen todos a hablar de unidad, que hay que unirse, que buscar el consenso … y… ya lo sabemos… eso es imposible, acá hay gente que aún en esta situación quiere seguir haciendo negocios con Central.
   SEMIANALFABETO #2 (dirigente agrupación Bilis Guerrera, que candidatea a Irace como manager): No, sí, más vale, por supuesto, hay que tener mucho cuidado cuando se habla, porque acá lo importante es no dar un salto al vacío, y ver lo que cada uno propone programáticamente, viste. No es cuestión de decir Hay que unirse y después, ya sabemos, se cortan solos, o te quieren imponer un candidato. Nosotros no estamos de acuerdo con eso de la unidad. Acá lo importante es sacar a Central de esta situación.
   SEMIANALFABETO #1: Por supuesto, porque si no, viste como termina esto si no, que alguno quiere agarrar la manija, cortarse solo, hacer su negocio privilegiando a su listita y sus amigos, y al final, lo principal, los que más se sacrifican que son los hinchas y los socios de Central se enteran al tiempo por los diarios. Acá lo principal es que hay que dejar de lado las apetencias individuales, poner por delante los intereses de ¡Central, viejo, porque estamos hablando de Rosario Central!, una de las instituciones más grandes del país, así que ha llegado la hora de que busquen el consenso, se junten, y traten de unirse por la situación que atraviesa el club.
   SEMIANALFABETO #2: sí, eso es lo que impulsamos desde Bilis Guerrera, que todos los sectores que venimos luchando por un cambio en Central nos pongamos los pantalones largos, dejemos las diferencias de lado, sacrifiquemos una candidatura si hay que hacerlo, y empujar todos para el mismo lado. La situación es crítica y sería irresponsable no pensar en la unidad en una situación como esta.
-

3 comentarios:

Pancho. - Literateadas dijo...

En el siempre asqueroso pasquín Ol* se nos cagan de risa. Desde hace ya un par de años que nos pegan duro, o informan mal sobre el Nuestro, etc. Pero las notas del 24 hasta esta parte la verdad que me dan asco. Y lo peor son las "cartas de lectores" que publican, donde nos bardean todos. No sé, están ensañados. Personalmente, yo no pienso leer más el Ol*, porque me genera ultraviolencia.

Perdón, no tiene nada que ver con el post, pero tengo mucha bronca y lo quería decir.

Ignatius Reilly dijo...

Se jode Olé, que pierde como un millón de lectores por un año, o más.

Fernando dijo...

La versión digital de Olé está administrada por el archi-fresco pingüino Sebastián Sanchi. Eso explica bastante el ensañamiento, ¿no?