ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE

ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE
De hazañas sin par, la gloria eterna de Rosario Central

24 ago. 2010

El cuento menos conocido de Fontanarrosa

19 de noviembre de 1985
por Bad Mad

El 19/11/85 Central se consagraba campeón de la Primera B de esa época al empatar en el Gigante contra el poderoso equipo de Villa Dálmine (donde jugaba el entonces "Pepito" Basualdo)


Rosario Central 2-2 Villa Dálmine

RC: Fossati; Ghielmetti, Balbis, Serrizuela, Pedernera; Palma (Wolhein), Cornaglia, Chaparro, Argota; Rojas, Scalise. DT: P.Marchetta.
VD: Salvaggio; Fahy, S.Celis, Corti, Sayago; Portillo, Gerez (J.Selis), Barrios (Sotelo), Basualdo; Panicchelli, Guerrero. DT: R.Resquín.

De la mano de Marchetta, ese título se obtuvo con relativa facilidad (aunque en Rosario los leprosos hayan instalado la idea de que ese título se compró, nadie ha podido comprobar nada).
El equipo de la B se había armado con muchos jugadores propios, incluso algunos habían obtenido el Nacional de 1980, aunque no lograron emigrar aprovechando el éxodo que siempre sigue a nuestras buenas campañas (la cuenta es muy fácil: se desmanteló el equipo y solamente en cuatro años pasamos: de viajar a Colombia por la Libertadores a visitar Campana, Floresta y Morón). También ascendieron Racing y Deportivo Italiano (que ganó una "promo" donde jugaban los 7 mejores del apertura jugado de enero a junio contra Huracán, que era el "promovido" desde la primera).

En el año 1986-87, Central obtuvo el título de primera División, con muchos de estos jugadores, dirigidos ahora por Don Angel Zof, quien casualmente era quien había obtenido el título anterior. Con algunos repatriados (Bauza) y algunas incorporaciones (Pichi Escudero, Pato Gasparini, Urruti, entre otros) Central obtuvo en la última fecha su último título local, convirtiéndose en el primer club de Argentina en obtener esos dos títulos en años consecutivos.
Nos interesa hablar hoy de ¿qué pasó entre estos dos logros?
En esa época, los torneos profesionales terminaban en diciembre (Por un lado, el de la B y por otro, el "nacional" de la primera "A") pero a partir del torneo de 1985-86, el torneo de primera comenzó a jugarse de junio a junio como en Europa y dejaron de jugarse los viejos "nacionales". EL ascenso del 85 se jugó de febrero a diciembre. O sea que mientras se jugaba la primera rueda de la "A" se jugaba la segunda de la "B". En diciembre del 85 terminó el ascenso y la primera rueda del torneo de primera "A".
La forma en que se corrigió este desfasaje de 6 meses de las divisionales de ascenso fue jugar un torneo corto para ajustar los cupos con ascensos y descensos, para arrancar luego con el torneo "Nacional B" en 86-87.
Esto ocasionó que Central (y Racing) tuvieran durante seis meses a sus jugadores parados. Para evitar esta situación, se organizó un préstamo masivo de jugadores distintos clubes de la B, para que no quedaran al pedo, engordando en la capital de los seriales.
De esta forma fue que varios jugadores de Central, jugaron el "Apertura 1986" en el nacional B, otros, -ya veremos- jugarían la parte final del torneo 85-86 en primera. Luego todos volverían a Central, para integrar el equipo que obtendría el título.

LA DIÁSPORA
Enero a Junio 1986
A LOS ANDES
El técnico Norberto Bautista (que venía de hacer el milagro "Argentino de Rosario `85") se llevó a Ariel Cuffaro Ruso, Hernán Díaz, Hugo Galloni, Fernando Lanzidei, (tengo que decir que también se llevó a Panciroli y Paolorossi de NOB).
La camada joven (promedio 23 años) que habían jugado los últimos partidos en la "A" en el 84.
En Los Andes se le recuerda como el equipo de "Los Rosarinos", Se mataron con el mote. Sin duda, hoy se llamaría "Los comegatos", lo que indica cuánto ha evolucionado el mundo-futbol en estos 25 años.

A PLATENSE
El técnico M. A. Basilico se llevó a Platense a otro grupo de jugadores, aunque para jugar en primera. Estos jugaron la segunda mitad del torneo 85-86. Al calamar fueron:
Jorge Balbis, que había sido un importante referente en la defensa, y lo fue durante el torneo del campeonato. menos conocido, Roque Caballero se integró a la defensa como número 4 y cerca de quien fuera uno de los más grandes números cinco que vimos aquellos que no vimos jugar a Alfredo Fogel(?) Mario Adelqui Cornaglia. El "Chiqui" venía desde mucho antes, ya era un referente del plantel, lo mató su perfil un superbajo, con otra personalidad, hubiera llegado más lejos que Unión, adonde fue a retirarse unos años más tarde.
También emigró para el CAP el misionero Victor Wolhein, pero este jugador no volvería a Central, siguiendo en otros equipos su carrera.

A COLON
Anibal Tarabini, se llevó a Omar Palma, José Di Leo, Eduardo Emilio Delgado (finalmente recaló en Belgrano) y dos sub-baldoseros: E Doroni y E. Nefle, a Colón
Quizás el más beneficiado fuera Colón por haberse llevado al Negro (dicen que allá le decían "Pulpo", quizás porque para negro ya estaba toda la parcialidad sabalera) quien dejó un buen recuerdo, según dicen. El sanjuanino Delgado era adorado por la hinchada ya que había participado en gran forma en el campeonato del ascenso. Más bajo el perfil fue para el camello Di Leo, quien alternaría en el campeonato de primera con Hernán Díaz y Roque Caballero. De los otros dos, no hay más referencias que sus nombres.

BOCA
Quizás el más sonado en todo este revoleo, fue Claudio Scalise a Boca, porque mientras sus compañeros jugaban en los equipos de la B, él destilaba su magia en el Boca de Mario N. Zanabria, (ganando la liguilla prelibertadores 1986 en su recordado happening del 15 de junio)

http://www.youtube.com/watch?v=acbYKOfWfFI&feature=related

Finalmente, Quilmes se llevaría a P. Argota (volvió para jugar en primera) y Alfredo Killer, Célis se fue con Chaparro (el estratega del plantel del ascenso) y luego Delgado a Belgrano a jugar el regional, Mario Rizzi a Villa Dálmine (este en forma definitiva)

Aclaración: Aquí se reseñaron los jugadores que fueron cedidos en préstamo (algunos volvieron, otros no).

Queríamos contar esa historia, surgida por una de tantas desprolijidades de AFA, y cuál fue el recurso a que apeló Central para mantener a sus jugadores en actividad durante esos seis meses players que luego serían la base del campeón. Tan mal no le salió...

Fuentes: Diario La Capital de Rosario
Precisiones acerca del kilombo del cambio de calendario: Pep de La-Redo.net

No hay comentarios: