ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE

ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE
De hazañas sin par, la gloria eterna de Rosario Central

1 jun. 2010

Grandes Pensadores Canayas del Primer Mundo reflexionan sobre el Descenso

-

MICHEL ROUSSEAU
Peña Canailles de la Sorbonne

Central era como un adolescente que se notaba desde hacía mucho tiempo que andaba en el mal camino, con malas juntas, en la droga, la vagancia, sin cumplir con sus obligaciones mínimas (por ejemplo, la básica para el adolescente de ir a la escuela, es para un club en problemas la obligación de contratar refuerzos). Todos lo veíamos, casi todos dábamos señales de alarma, algunos les dijimos a los padres que ya era hora de que hagan algo drástico, y de pronto el joven muere de sobredosis. Ahora nos quedan dos certezas: una es quién tiene la culpa principal; y la otra es que todos podríamos haber hecho algo para salvarlo, y ya es tarde.


GORDO  N  BROUN
Ex Primer Ministro de Gran Bretaña
Socio de la Filial "Queen tocó en el Gigante", de Westminster

Propongo que tomemos esto como alguien que llevaba una vida más o menos normal, con dificultades pero dentro de la sociedad, y de pronto cae preso por un par de errores que parecían menores al principio. La condena que le van a dar es corta, sólo de un año, ¡pero ojo que cuando estás dentro de la cárcel, si no tenés buena conducta, si no hacés lo que corresponde y te mandás alguna cagada, se te puede prolongar la estadía!!


-
-
-
FEDERICO GUILLERMO N. y FEDERICO GUILLERMO L.
Filial Kanaschen Viktor Wolheim, Instituto Hegeliano de Baden Baden

Mirá, para nosotros esto de la B Nac tiene su atractivo. Hacé de cuenta que sos un profesional exitoso con familia modelo y vida burguesa urbana, rodeado de amigos interesantes, intelectuales, con novias bonitas, tenés casa y auto propio, traje y zapatos copiados a Tinelli, tarjetas de crédito con buen límite, y perspectivas de crecimiento. Y de pronto una catástrofe te pone en situación de tener que vivir en un paraje rural de las serranía catamarqueña, sin luz ni agua potable ni almacén cercano ni gas natural ni garrafa ni vehículo ni el ropero bien provisto ni casi nada... Un golpe durísimo, ¿no?... ¿Y? ¿te vas a suicidar? ¿cuánto tiempo vas a estar llorando por la categoría perdida? Mirá que al otro día ya tenés que garantizar la comida y el abrigo para la familia. Ojo, a no deprimirse. Y lo que va a pasar, si lo tomás con la amplitud que todo espíritu humano tiene latente, es que los nuevos paisajes, tus nuevos vecinos -más pobres y despojados-, tu nueva cotidianeidad, tendrán su nuevo encanto. Cuando vayas con los chicos, en burro, al manantial a llenar los baldes de agua con que bebe y se baña la familia, los verás con las mejillas torradas por el sol, y sonriendo, alegres por la aventura.


-
-
-
-
ALDO PEDRO POE
Peña "Mario Gori", Harvard, USA

"Los pueblos que sepan sobreponerse a tragedias y construyan su nueva civilización a partir de nuevos cimientos serán prósperos e invencibles". Tomo prestada esta frase atribuida al mandarín manchuriano Pi Llin porque entiendo de que describe nuestro presente y nuestro potencial. Hago particular hincapié en lo de los "nuevos cimientos", o sea de que si la nueva condutción del club no sabe identificar qué es lo viejo a demoler, ¡peligro! El circuito enviciado de representantes, intermediarios, pasadatos y consejeros; el asunto de los acomodos en las inferiores; y, más importante aún, que el profe Vigna se vaya a dar clases a alguna escuela primaria, que ponga a los pibes a jugar al handbol en una cancha de mosaicos en un club de barrio.

1 comentario:

Antonio Da Souza dijo...

CON TANTO REFUERZO NOS TERMINAMOS CAGANDO

La idea de traer refuerzos no fue mala, pero no solo no se consumó sino que se equivocó el sitio:como canaya yo pedía un refuerzo en el sillón presidencial; un refuerzo cerebral-alguna dosis medicinal-para que germine una misera idea en la cabezota de jabalí del ex, hoy difunto y fracasado Vasco.Hoy lo que solicito es un refuerzo en las vallas de la tesorería del club: están haciendo cola Refuerzos Autoconvocados que da miedo y verguenza mirarlos.Por las dudas me refugio en la alegría del otro Central que gana, golea y gusta sin refuerzo alguno: me refiero a la gloriosa divisa del basket de Rosario Central.!Gracias muchachos del baloncesto!