ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE

ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE
De hazañas sin par, la gloria eterna de Rosario Central

12 feb. 2013

2012/13 Fecha 20: San Muerto de Who Nin 0 - Centralazo 1



POR CHIQUILÍN GARCÍA LORCA
Albricias y regodeos, embelesos y alborozos: 2013 no para de sorprendernos.
Que Toledo marque el gol de la victoria, como ocurrió la semana pasada, ya era infrecuente; pero que un jugador nuestro convierta dos veces consecutivas desde los doce pasos no ocurría desde épocas muy pretéritas.
Pretenderán polemizarme, papeles en mano, con que el fiel escudero Encina en realidad no hizo más que marrar el mencionado accidente futbolístico la vez anterior, versus Instituto de la cultivada provincia de Córdoba.
Mas refiérome a los dos penales que ejecutó en Junín el sábado: el primero, que converso fue pero anulado también debido a un albur; y el consiguiente, el obligado a repetir.
La última vez que el Rosario Central tuvo a bien convertir dos penales desde los pies del mismo jugador, si nuestro departamento estadístico no nos malinforma, fue cuando el equipo vestía la la casaca blanquiazul a cuatro cuadros, pero no como alternativa, sino como uniforme oficial, ha más de un siglo...
Sabido es el karma que ostentamos en este tipo de lances, a punto tal que supimos pronunciarnos en contra de que los jueces nos lo cobren por el daño moral que provocaban a jugadores, hinchas y cuerpo técnico los constantes yerros.
Además cuando vimos que Encina, justamente el último marra-penales, se paraba frente al balón, creo que todos pronunciamos, aunque sea en forma interna, el esperable y natural “uuuh!”.
Pero nada de eso. El caballero Sapito tomó la redonda con la autoridad de un dirigente sindical y por dos veces (ya que el magistrado anuló la primera conversión en la firme creencia de que era imposible que repita) definió con presteza.

Comienzo ha dado, ahora sí, la segunda rueda.
Que quede claro que no nos mueve la sed de venganza ni el revanchismo, sólo pretendemos el resarcimiento. Fuimos a por los tres puntos que partieron de Arroyito a Junín en aquel Domingo Infaustino, en cotejo ante Sarmiento cuando con las primeras luces del torneo se apagaban las nuestras.
Gloria y Loor a la racha invicta y ganadora.
Peppino y Valentini; la lucha es su vida y su elemento.
Russo, al darles el saber les diste el alma.
Honor y gratitud a un tal Toledo.
Encina con la espada,
Becker con la pluma,
Gottardi con la palabra.
Honra sin par a la hinchada presente en Junín.
.

No hay comentarios: