ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE

ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE
De hazañas sin par, la gloria eterna de Rosario Central

9 ene. 2012

VUELVE HOTCANALLA

.
¿QUÉ PASÓ?

Hemos sido víctimas de ataques de hackers.
Una organización con base en Singapur, que extiende sus redes al mundo gracias a piratas informáticos bielorrusos, islandeses, taiwaneses, turkmenos, cántabros, zelandeses y de Oregon, se propuso como objetivo de fin de año el socavamiento y hasta el desmoronamiento de dos sitios web: Wikileaks y Hotcanalla.
Todo parece haber comenzado a mediados de diciembre, con una reunión menos secreta de lo que debería haber sido. Entonces, el cyberbarón justiciero Julian Assange hizo un viaje relámpago a Rosario, con pasaporte falso y todo, para estar no más de 12 horas y cumplir con no más de 2 visitas: la primera era la reunión mencionada con su cybercontacto Chiquilín García Lorca, a la sazón contramaestre de Hotcanalla; la segunda, para conocer la muñeca que putea, para lo que a media mañana se dirigió al salón de ventas-mercería de zona Sur  que supo venderla.
Por la tarde, el segundo ítem de la agenda de Assange para ese día en Rosario: la reunión con Chiquilín García Lorca. El tema a tratar era de algún impacto, sensible, pero un tanto al costado del eje principal de este blog: buscarían un acuerdo para coaligar diferentes corrientes cibernautas para una campaña mundial para prevenir y enfrentar el Choreo de Biromes en Oficinas, Escuelas y Lugares de Trabajo. Nuestro hombre, Chiquilín García Lorca, quizás en trance de fascinación por el calibre de la reunión y del contertulio, descuidó detalles esenciales de secrecía, lo convocó a Augustus a la 1 de la tarde un día de semana, le avisó a cuanto amigo se cruzaba, y para peor le hizo pagar al gran denunciador extranjero su consumición de 3 balones y 2 platos de maní.
Recuperarnos de los cyberataques nos llevó largas noches de trabajosos conjuros binarios.
Aquí estamos, de vuelta, como todos los canallas, pendientes de si Rivero firma el contrato, o si le falsifican la firma.
.

1 comentario:

Miguel F. Pairona dijo...

en Augustus 3 balones y dos platitos de maní le deben haber salido 300 mangos.