ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE

ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE
De hazañas sin par, la gloria eterna de Rosario Central

29 mar. 2011

NEGRO, NO NOS PODÉS FALLAR

.
Palma no nos puede fallar

Ese negro que debutó e hizo un gol en la final a Racing de Córdoba.
El Palmita que llenaba de gozo a cualquier admirador del fútbol en el '87.
El mismo que se rebeló cuando la comisión andaba a los besos con el infame James Cheek festejando el campeonato de San Lorenzo.
Ese negro de la descarga rápida, del centro preciso, del andar talentoso...
Ese negro del gol a Islas, y el conductor incorruptible de la Conmebol 95.
El negro no nos puede fallar...
El lunes, nuestro nuevo DT no nos puede fallar: tiene que entrar con un ambo cremita a la cancha.

7 comentarios:

alejandro dijo...

No te olvides que hizo el gol contra Villa Dàlmine en el partido que nos dio el Ascenso a Primera en 1985

Remeras dijo...

Espero que Gori no tenga piedad con Valentini y De Leon y le pase factura de su larga trayectoria en EE.UU.
He dicho.

Pablo dijo...

Gol de Palma a Central con la de river
golazo, cabeza gacha. Silencio.

Gol de Belloso a Central (conmebol 97)
grito de gol.

cuando encuentre esos videos, haré justicia divulgándolos

Loko_piro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Loko_piro dijo...

Pablo te dejo este pequeño y humilde presente (y no es el pequeño y humilde presente de central): http://www.youtube.com/watch?v=6HJbc1r-KBw

Adrián dijo...

El oceano es para los valientes.
La seguridad de la playa para los malvivientes.
El oro es rubio pero no se come; el carbón tampoco, pero sirve para calentar.
El amor no se nombra pero se lo musita despacio: hagamos un rezo de corazones calientes para que el Negro se salve de nosotros, de nuestra ansiedad y de la angustia idiota de quienes teniendo todo para ganar, se mean de impotencia ante una pelota y la terminan pinchando.Oremos, que haya un dios, negro, sucio y malo que nos vuelva a traer garra, inteligencia, astucia y fe.
He dicho

Ignatius Reilly dijo...

Está bien que Central se ha vuelto una trituradora de ídolos, pero apretemos el botón de ON desde acá, al menos tan seguido.