ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE

ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE
De hazañas sin par, la gloria eterna de Rosario Central

28 jun. 2012

Central 0 - Santos 0 (1998/2012)

.
MIS 90 MINUTOS

OBJETIVO DE CENTRAL: GANAR EL PARTIDO
Objetivo mío: no tener que volverme a pata de la cancha

OPORTUNIDADES DESPERDICIADAS: A LOS POCOS MINUTOS, CASTILLEJOS Y TOLEDO NO LLEGAN A CONECTAR BIEN SENDAS JUGADAS. YA LLEGARÁ...
Oportunidades desperdiciadas: apenas comenzado el partido, saludo a un par de conocidos, me olvido de preguntarles si estaban en auto, para que me lleven a la vuelta. Ya me encontraré con algún otro...

ASÍ ES MUY DIFÍCIL
PASAN LOS MINUTOS, EL EQUIPO GENERA MENOS CHANCES DE GOL.
Salgo de la cancha finalizado el partido, el cardumen me va llevando en la correntada por Avellaneda, cada vez menos chances de encontrarme con alguno que me acerque. Pasan bandadas de motos, que siempre van tocando bocinas, aunque gane unque pierda.

AUMENTA LA PRESIÓN DE LA GENTE, LAS PIERNAS DE LOS DEFENSORES SANJUANINOS SE CRUZAN SIEMPRE DE PEDO Y EN EL ÚLTIMO INSTANTE PARA ABORTAR NUESTROS GOLES.
Me quedo en un semáforo campaneando el paso de algún conocido motorizado. Veo venir a uno, le reconozco el frente chocado, viene parando, sí, todo indica que esta vez se me da, empiezo a acercarme mientras él viene parando por el semáforo... pero justo da verde y acelera sin verme, ni llego a hacerle una seña.
Vuelve el rojo; ahora sí, para al lado del cordón donde estoy, un conocido me llama por mi nombre y me saluda... pero va manejando una moto y lleva a DOS, no uno, atrás.

LLEGA LA PAUSA DEL ENTRETIEMPO. OJALÁ SIRVA PARA REPLANTEAR LAS POSICIONES, LAS VÍAS DE LLEGADA AL ÁREA RIVAL.
Pausa para un choripan, en uno de los últimos puestos. Mejor no lo como mientras camino apurado, costumbre muy pésima para el aparato digestivo. Me sentaré en el cordón a replantear las vías de llegada a mi destino.

LOS CENTROS PASAN MUY CERCA DE NUESTROS CABECEADORES, LOS REBOTES QUEDAN PARA QUE DEFINAMOS EN EL ÁREA PERO NUESTRO DEFINIDOR SIEMPRE QUEDA INCÓMODO; EL TRAVESAÑO VUELVE A INTERPONERSE, CADA VEZ FALTA MENOS.
Esquina de Avellaneda y Alberdi. Me resigno y voy a la parada del bondi sobre Alberdi (por Avellaneda nunca vienen). Son muchos esperándolo. Los tres primeros buses que pasan van absolutamente atiborrados, creo que de humanos, porque pasan a una velocidad que dificulta la identificación. Pero sí, definitivamente los 6 ó 7 individuos que van en el techo son pibes. La parada se llena cada vez más. Misión imposible; retomo caminata.

TIEMPO CUMPLIDO. LUNATI DA 5 MINUTOS, Y LUEGO OTRO MÁS DE ADICIONAL. ÚLTIMOS INTENTOS, POR TODOS LOS MEDIOS.
Estoy a una cuadra del viaducto. Sólo un semáforo más. Es aquí u olvídalo. Me la juego una vez más en la espera. Pero este método tiene enormes desventajas. Cuando los autos paran en el semáforo, y vos al lado esperando que alguno te lleve, solo podés ver los 4 o 5 de adelante; el resto de la larga fila se extiende como una cuadra más. A la luz verde, todos arrancan y ya nadie podrá detenerse. Resignación; me dirijo al viaducto y lo camino pensando que más difícil fue para los soldados de San Martín cruzar los Andes.
Es al pedo; este partido no pudo ser, y vuelvo al triste derrotero de casi siempre de tener que caminar como un keniano.
90 minutos después de haber salido, ahora sí, bus de por medio, llego a las casas.
Tal vez el próximo partido se me dé. Conservemos la esperanza.
.

1 comentario:

Aldo Monjes dijo...

Ahh, eras vos por el viaducto! Mirá si sabía te levantaba. Ahora voy a tenerlo en cuenta, si te veo caminando por la ruta 7 te juro que te llevo :-)