ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE

ESA HISTORIA JALONADA DE CORAJE
De hazañas sin par, la gloria eterna de Rosario Central

21 abr. 2013

2012/13 Fecha 30: Anibal Hay de Pergamino 1 - Rosario Central 1


.
LA REGRESIÓN PALEOLÍTICA DE NESTORÁNDERTAL BAREIRO
por Chiquilín García Lorca

Muchacho de la cabellera amanecida a fuerza de agua oxigenada.
¿Qué problemas traes de las nobles tierras guaraníes que no supimos entender?
¿Qué oculto trauma guardas en tu psiquis que la revisión médica no logró delatar?
¿Fue quizás la destitución de Lugo que reveló tu conducta otrora mansa y disciplinada? ¿Son los nervios de las vísperas de elecciones presidenciales en tu castigada nación; sigue indefinido tu compromiso político?

Debes saber, Nestito, que tu actitud asaz artera hallará sanciones en todos los órdenes de la vida, no solo en el fútbol apergaminado. A saber:

En fútbol (ya pudiste observar), tarjeta roja, directa.
En la primaria, de una oreja a la dirección y llamada a los padres.
En la secundaria, dura reprimenda del celador, 15 amonestaciones (mínimo) y llamada a los padres.
En casa (con tu hermano) paliza y a la cama sin comer, previo pedido de perdón, beso incluido.
En la colimba, calabozo.
En el boliche, salida precipitada del mismo (arrojado al contenedor de basura) por acción del patovicas.
En la Legislatura (a excepción de Graciela Camaño) repudio generalizado y posible pedido de destitución.

Entraste en auxilio de un equipo ya encogido, reemplazaste a quien anotara a vuelo de palomo allá por la alborada del encuentro ¡Tanto esperábamos de ti! La dura punición que ya debe estar elaborando la, aún no reformada, justicia de la AFA quizás sosiegue tu espíritu cerril en pos de ese futuro de asunción, tú que precisamente de allí provienes.
.

19 abr. 2013

EXITOSO PASO DE TOLEDO POR BRASIL: UNA CALLE LLEVA SU NOMBRE


En Atlético Paranaense fue presentado en 2009 como "O refuerço maluco dos poquinhos goles".
Desde esta semana su nombre engalana una calle (empedrada, como recuerdo de su paso). Este fue el discurso del impulsor de la iniciativa, el concejal Diego Giulienano: "O novo nome de esta rua e um homenagem ao maior equino que galoparam nos campos de jogo da nossa cidade".  (Fuente: Fede Murga)


17 abr. 2013

"Por mi posición me tengo que callar, pero me tienen podrido con la regada del entretiempo..."


CÁMARA OCULTA DE LANATA AL UTILERO DE CENTRAL

El Gordo Lanata no para con sus cámaras ocultas.

Esta vez, la víctima de la operación fue Adelqui, el utilero de Rosario Central, quien aparentemente maneja una red de influencias, además de las redes de los arcos, por supuesto.
El sonido es borroso, pero aún así deja en claro más de una cuestión polémica.

-Lanata: "Calor, eh."

-Utilero: "Sí, pero calculo que esta noche se viene el agua."

-L: "Ah, entonces esta noche se ahorran la regada de la cancha"

-U: "Ma qué se yo, eso es cuestión del canchero... Mirá, ni me hablés de regar la cancha... ¿no viste que ahora se les ocurrió regar en el entretiempo? Por mi posición me tengo que callar, pero me tienen podrido con la regada del entretiempo. A ver qué van a decir ahora, que el bolastristes de Valentini se refaló como chancho en mosaico el otro día en el gol de Bron, nos embudinaron y a la final perdimos. Además, no sabés lo que es lavar después esas camisetas todas embarradas."

-L: "¿Y eso quién lo pidió?"

-U: "Nidéa. Será el abombado de Especiale, seguro, que nunca se le cae una idea; la última vez que se le prendió la lamparita todavía no se habían inventado las de bajo consumo. No, para mí qués el técnico: este Russo desde que ganamos una vuelta que llovía quiere que la cancha esté siempre mojada. Viste cómo son con este asunto de las cábalas. Otro día andaba con una herradura para que le traiga buena suerte, yo pensé que me la traía a mí para reemplazarle los botines a Toledo. O cuando andaba con una pata de conejo: ahí, al revés, yo pensé que era para la suerte pero Russo me dijo que no sé qué cosa que Coniglio ya sabía cabecear pero le faltaban piernas..."

-L: "¿No será para perjudicar al rival que riegan en el entretiempo?"

-U: "Capá. Pero la refalada es para cualquiera. Y no te imaginás el trabajo que me da en el entretiempo. Que el Sapito Encina quiere los tapones bien largos, no tanto para tener más agarre sino para parecer más alto. Que Laguito pide botines fofluorescente para que por lo menos se note que está en la cancha. Que un día este muchacho Casteglione me pidió una máscara de lo Teletubi, yo agarro y le pregunto si era para festejar algún gol al estilo Sava o Arzuaga, pero no, la quería para usar todo el partido para que no lo reconocieran y así no lo puteaban los 90 minutos."

(aquí el sonido se entrecorta, probablemente por moverse el micrófono oculto)
-L: "¿........gusta cómo jué........ le parece que Tolé.... ........ ..... ... tular?

-U: "Uhhh, ni me há............ ........ me pongo como ló......... ........... ....... pedazo de matún.............. .......... urro.......... ........ arco iris.......... ........... ........muer......... ........ jamás en mi vida.......... ........... ...... infeliz .......... .......... a su casa!!"

-L: "Pero bueno, también debe tener sus satisfacciones tu trabajo. Me imagino los recuerdos y regalo que te habrán dejado los jugadores"

-U: "Sí, siempre. Del Negro Palma, por ejemplo, tengo la camiseta que usó cuando debutó y la del día que dejó el fútbol, que era cuatro talles más grandes. A ver... qué más... tengo los guantes que usaba Galíndez, que los dejó prácticamente nuevos, sin uso; tengo el botín que le tiró Alex Rossi a un árbitro; tengo un destornillador del Tom Arriola; tengo un piolín de chorizos que usaba el Puma como vincha; tengo una biblia del Pastor Gasparini -llena de dibujos de pijas que le hacían en joda los compañeros-; Bracamonte me dejó púas de la guitarra y una CantaRock; el chaleco de fuerza que usaban con Shaffer a la salida de las prácticas... qué se yo cuántas cosas más. Ahora ando atrás de dos souvenirs de este plantel: la muñequera de Jesús Méndez y los bulones de Pezzuti, los que usa para atornillarse a la raya del arco..."

14 abr. 2013

TOLEDO, EL INCANSABLE


NO SE CANSA DE ERRAR GOLES.

Ayer debajo de la camiseta tenía puesta una remera con la inscripción "Feliz Cumple, Ma". Se había propuesto hacerle ese regalo a su madre en el día del cumpleaños. Pero Toleeeedo, pudiendo optar por una reposera en el Easy, una blusa en Loreta trapoteca, ¿por qué ir por el regalo imposible?

Al comienzo del partido se puso firme consigo mismo: "Bueno. Soy Zurdo, le regalo un gol de zurda, le pego al palo más lejano (aunque todos son lejanos cuando uno está tan solo)"

Investigación: Paul Bad Mad

FLASHES PENSAMENTARIOS DE JT (shei ti): 

Min 18: "Ya sé!, mejor de Cabeza! Esa es mi
especialidad. Me acuerdo de mi papá cuando
me tiraba la pelota y me decía "Abrí los ojos"

Min 37: "Ahora sí. Recibo de espaldas, pivoteo
para mi pierna hábil (sic) y lo fusilo
arriba, como hizo el Kun Aguero el otro día.

Min 39: "Como corro todas las pelotas!, soy toda
entrega!, Mirá mamá, Me cansé de cansar los
defensores para que Bareiro se quede con
los aplausos. Este es para vos!"

Minuto 44: "Bue, termina el primer tiempo. Si no
emboco esta le digo a Miguel que me saque así
me voy hasta el maxikiosco de acá a la
vuelta y le compro un coso."

13 abr. 2013

2012/13 Fecha 29: Central 0 - Almirante Fatura Brown 1


CRÓNICA

El cronista designado por esta página para cubrir el partido no pudo concurrir al Estadio ni tampoco mirarlo por televisión.
Las pocas veces que pudo escuchar un mendrugo de relato radial, en medio de una tarde muy ocupada con compromisos tan ineludibles como cualquier defensor para Toledo, las únicas frases entrecortadas que el eter traía eran "...Toledo que define mal!" o "...el disparo de Carrizo que se va aaaaalto!".
Llegada la noche, a la hora en que hace décadas debíamos decidirnos entre Grandes Valores del Tango o Darío Vittori, un gol de último minuto en un partido de terceros -Lanusse vs All Girls- trajo un alivio postrero aunque leve al fin de semana de algunos hinchas canallas. En particular a aquellos que se habían eximido de la mala sangre de ver a Central perdiendo de local contra un equipo que a priori era una poronga.

11 abr. 2013

EL ASCENSO ES UNA NECESIDAD URGENTE


El ascenso de Rosario Central es urgente. De una urgencia que no medimos en temporadas, sino en fechas, en días y horas.

Nos quedaron desactualizados el lamento y los reproches de que el descenso era evitable y no tendría que haber ocurrido.
Pero sí nos persigue -a nosotros- en nubarrones oníricos y en cafés la certeza de que el ascenso era hace un año contra Chacarita o Desamparados o SMSJ.
Todavía te encontrás con gente que putea por la exclusión de Jesús contra Patronato el año pasado; y potenciados por un Jesús cada vez más sideral.
Mucho peor que eso, decimos aquí, a la luz de la excelencia de Rafael Delgado, fue cómo mierda pretendió ascender Pizzi con el futuro -pronto- gambucero Lalo Pérez. Parecida a la comparación que inevitablemente hacemos entre aquel pésimo Toledo -que erró todo lo posible cuando un solo gol suyo nos ascendía- con este pésimo Toledo que por lo menos al arco iris le hace un gol, cada tanto.

Muchos canallas murieron durante este año en que -esta vez sí- Central no tendría que haber seguido en la B, y siguen muriendo cada día, sin haber visto nuestro regreso a primera. (Los que están en los avisos funebres, o no, igual que hinchas de otros clubes).
Y cada fecha que pasa son decenas de hinchas de Central que dejan este mundo con el Nuestro aún descendido.
Por esos anónimos sufrientes no es lo mismo ascender un año que otro. Pero tampoco es lo mismo una fecha que otra, no es lo mismo la última que dos, tres antes; o incluso antes todavía.
Cada semana que le ganemos al ascenso, el paso a mejor vida de algún canalla con ese triste destino será, al menos y aún sabiendo que como consuelo es casi nada, también dejando una mejor vida. Mejor que la vida esa que cada semana te pone delante de Central a rivales tanto o más patéticos que ese club del mafioso Daniel Vila.

Para el lector espeluznado por estas líneas pesadillescas: no hay aquí la mínima referencia a morir por Central, Dar la vida por la camiseta, Sin vos no puedo vivir, Te alentaré desde el cielo, ni similares. Tampoco aludimos a casos como el de Juan Pablo D'andretta, a quien ojalá no olvidemos y recordemos homenajear el día del ascenso. Esto es una simple -tal vez demasiado cruda- comprobación demográfica, de que así es la vida, de que en esta parte del mundo y de la historia, el fútbol -y especialmente Central- nos puede hacer fugazmente felices, a veces en momentos clave.

Que ocurra pronto. Que todos empecemos a soñarlo, eligiendo qué escenario queremos: si un domingo lluvioso como conjuro de aquel día infame; si en Arroyito en cualquier día, hora y clima; si un lunes en cancha ajena y lejana; si un viernes o un sábado a eso de las 8 de la noche para que se pueda celebrar hasta las 8 del otro día...

Ese día
recorreré las calles nuevamente
desde Arroyito a lo de Usandizaga
y a piedrazos como aquella jornada
yo me pondré a llorar por los ausentes

GB

9 abr. 2013

Un corazón con vasos mitad vacíos y mitad llenos (poema arrimante)


por CHIQUILÍN GARCÍA LORCA

Oh, Cuán profunda es mi pena, 
e insondable mi dolor.
Ramalazo del destino ¿fuiste tú? 
Por qué castigas mi alma ya transida, ya asolada. 
Jamás perdonaré aqueste agravio, 
ni de olvido habrá un resabio 
He conocido injusticias enormes, ciclópeas; 
fugaces y sempiternas. 
De todas, ninguna como esta
la del inmisericorde buró 
de esa AFA oscurantista
Torquemadas con corbata,
anillos y peluquín
por supuestas correrías
que en informes constarían
del caballero andante Pillín

Habéis entrado en la historia grande, Oh, Toledo
Con tu gol de palomita, te investiste de Aldo Pedro 
y  permitido no me fue
ir a esa cancha fané
y en habiendo estado allí
poder clamar "Yo lo vi"



8 abr. 2013

2012/13 Fecha 28: Repuestos Rivadavia 1 - Rosario CENTRAL 3

.
ES PARA EL TRIBUNAL DE DISCIPLINA QUE LO MIRA POR TV
.
POR MICHAEL NOTAGAIN
Se llaman Independiente, se apodan La Lepra, son el equipo de Gamboa, Fabbiani, Daniel Vila; qué más querés para armar un rival particularmente detestable para un canalla...
Sin embargo, pasaban los minutos y la tv -no hay forma de que contrabandeemos haber viajado- nos mostraba imágenes patéticas de una cancha que, en los pocos lugares donde no estaba semivacía, estaba semillena de gente que no parecía estar viviendo ninguna tragedia. Es más, con los visitantes prohibidos, el público seguía dividido en dos: mitad gallinas y mitad bosteros.
También, esa animosidad preterintencional que nos correspondía con este rival, se morigeraba con la cómica figura de Fatbiani, con un short tan enorme que podría contener a todas las miserias de la humanidad, y una barriga sobreevidenciada con el escudo redondo y estirado que allí le han estampado, en poca feliz decisión de diseño, los confeccionistas de la casaca azul. 
Y Gamboa, con un traje brishoso, desubicadísimo para el lugar que ocupa su equipo, y un peinado gelificado y wachiturriente, con seguridad recién salido de un coiffeur que se debe llamar Flavio Collection o algo así. Menos ridículo habría quedado con su indumentaria histórica de calzas y vincha fucsia.
.
FATBIANI EN LA ÉPOCA EN QUE
SE FUE VOLANDO DE NO BOY
En los cinco continentes los aficionados del fútbol debieron decidir, a la misma hora de un lunes, entre ver el clásico de Manchester o Rivadavia vs Central. Y se notaba, haciendo un zapping, que en ambas canchas había interés -vía smartphones o preguntando a vecinos de platea- por saber cómo iba el otro partido. Incluso, otro cruce de curiosidad mutua: hinchas argentinos comentando la muerte de Margaret Thatcher y medio Manchester debatiendo por las pecheras de La Cámpora.

Aquel que miraba el partido por gustarle el fútbol, a los 5 minutos ya podía cambiar de canal. El momento de placer supremo ya nos lo había entregado el "Pasito" Encina con el movimiento de fina esgrima con que convirtió el penal. Una repetición perfeccionada del que ejecutara aquí en el Gigante hace pocas fechas con un rival que uds recordarán mejor que quien les habla.
Luego Central pudo concretar la jugada que desarma hasta el más sólido fuselaje moral de un equipo: un gol de Toledo. Los autorreproches y las internas que sobrevienen a semejante residuo de la realidad son casi lapidarios. ("¡Hasta Toledo nos hace un gol, estamos tocando fondo!!" es la acusación más liviana que se cruzan).
El gol puede describirse como un gol de partido homenaje: los defensores rivales se iban apartando, dejando solos y cercanos a Encina y Toledo, como facilitando que el pobre homenajeado hiciera el gol; o como en los partidos en que hacían jugar a Menem. El Sapito puso un centro delicadísimo con el estribor de sus finos botines blancos marca Guante en la cabeza de Toledo, escenificando a un padre que en un parque le alcanza  la pelota con las manos a su hijo para que de una vez por todas pueda cabecear con algo de dirección.

En el segundo tiempo no estuvimos lejos de que nos empataran. Solo la suerte y la insuficiente jerarquía del rival.
Pero pasaron esos minutos desfavorables -de los que hasta el Barcelona tiene- y Central retomó y multiplicó el dominio y las llegadas. Sin llegar a preocuparnos, una combinación de boludeos y pelotudeo nos iba dejando de a poco sin el tercer gol.
En sus sofás o en los bares, unánimemente el hincha de Central pedía que ingrese Bareiro. No tanto porque Toledo hubiese estado jugando esperablemente mal, sino por la fantasía de que el paraguayo te entra en un partido así y te saca de quicio a medio equipo rival. Y nos interesaba que en particular ocurriera con FatBiani.
PODRÍA HABER SIDO EL 3ER GOL PERO
A TOLEDO LE COSTÓ ACOMODARSE
Pero no, este Bareiro de hoy -al pelo le había pasado la planchita y usó con más rigor la tintura- fue nuevamente el jugador de buena formación técnica que ayuda a fructificar avances del equipo. 
El gol que hizo -se aceptan disensos, pero bien argumentados-, Toledo no lo hacía. Nos lo había dejado claro, Toledo, en la jugada aquella -poco antes de salir- en que se hizo un verdadero nudo intentando no se sabe si cabecear o patear en el área chica rival.

El Chucky Medina, gestor del penal al principio, debe quedar registrado en este partido como en casi todos: por su bravura incansable y su picardía de menesteroso. En tres ocasiones lo derribaron de atrás y se lo vio caer todo arqueado y con los ojos cerradísimos de dolor, como los soldados antiguos apuñalados por la espalda con una bayoneta. Es nuestro soldado conocido, nuestro colimba chaqueño que se le planta a los más grandes en tierras hostiles. También hoy, el día que murió La Tacher.
.

MURIÓ LA TACHER: cantemos con la hinchada del Liverpool

.
CLICK EN LA FOTO:



♫ Vamos a hacer una fiesta, vamos a hacer una fiesta, vamos a hacer una fiesta, cuando Maggie Thatcher muera ♫ (we'll all be having a party when Maggie Thatcher dies)

2 abr. 2013

EL CLÁSICO DE LAS MALVINAS

.
El 25 de abril de 1982 se jugó la fecha del Nacional en la que hacían los cruces interzonales con todos los clásicos.
El clásico rosarino tocó en el Gigante.
En las tribunas se hablaba casi más de la guerra inminente con los ingleses que del partido.
Por la voz del estadio se emitió la Marcha de Las Malvinas, y todos acompañaron de pie y emocionados. Ambas parcialidades: los locales canallas que ocupaban las dos plateas, las dos populares de Regatas y la popular baja de Génova; y los 2 ó 3 mil leprosos desde su comodidad en la tribuna alta de Génova.
En determinado momento -pudo haber sido el entretiempo- hubo un anuncio por voz del estadio y por autotrol de algún acontecimiento del conflicto, que fue celebrado por toda la cancha, que enseguida se volvió a unificar en cánticos patriotas. Pudo haber sido, revisando las crónicas fecha a fecha, la caída de un helicóptero Sea King en Isla Ascensión, parada intermedia de la flota thatcherista en marcha al Atlántico Sur.
El resto del partido la hinchada canalla atronaba con una canción de cuña reciente: ♫ Hoy es domingo señor, vamos a ver al campeón, juntos somos más, para gritar Central ♫, con música del entonces de moda Roque Narvaja; y la hinchadita visitante respondía con un tibio ♫ Soy de Ñubel de chiquito... ♫, un virgo remedo de nuestra excelsa composición Soy canalla desde pibe.
El partido era un tedioso 1 a 1, con goles de los goleadores históricos del clásico: el Patón Bauza y Cucurucho Santamaría, hasta que a un par de minutos del final cae -o tal vez derriban- al hoy gremialista Gerardo González en territorio inglés, resultando en penal convertido por -ja, quién si no- el Patón el Patón el papá de Ñulsolboys, que había sido todo el partido blanco de las cargadas leprosas por su reciente desafectación del plantel mundialista para España 82.
Resultado final: Rosario Central 2 - NOB 1.
De vuelta a casa, muchos a los bocinazos y unos pocos cabizbajos, todos nos encontramos con la quizás primera noticia de un revés en la guerra: se había entregado el destacamento argentino que días atrás había ocupado las Georgias, encabezado por la cobarde basura de Astiz.